¿Baja menstrual? ¡No, gracias!

En los últimos meses, ha saltado varias veces la polémica por medidas de empresas privadas que conceden un “permiso menstrual” de uno o dos días al mes a todas sus trabajadoras, y en países como Corea del Sur o Japón ya disfrutan de ese permiso dese hace varios años. Desde hace unos días se ha reabierto el debate por la medida presentada por el Partido Democrático en Italia, y de aprobarse, sería el primer país occidental en ofrecer oficialmente la baja menstrual’ y las empresas estarían obligadas a garantizar tres días de permiso pagado cada mes a las empleadas que sufran dolores menstruales. 

Dejando a un lado lo perjudicial que podría ser para el empleo femenino, ya de por si bastante precario, como enferma y activista de endometriosis, yo me planteo otra cara de la moneda: Así, sólo conseguimos normalizar un dolor que no es normal.

Si una mujer cuando tiene la menstruación no puede ir a trabajar y necesita una baja es que algo le ocurre, puede ser endometriosis o cualquier otra patología que cursa de manera más sencilla, pero en cualquier caso  un dolor invalidante no es normal.

Las asociaciones, instituciones y los especialistas en la materia,  llevan luchando mucho tiempo para derribar el falso mito de que el dolor de regla es normal. Medidas como las que se plantean en el Parlamento Italiano, sólo fomentan la creencia en ese falso mito. Con la instauración de una baja menstrual sólo se conseguirá que mujeres que sufren de dolor incapacitante durante su menstruación lo consideren normal, porque… ¿es tan normal que hasta hay una ley que nos permite no ir a trabajar no?

No señores no, el dolor de regla, el dolor que invalida, no tiene nada de normal. Estaría de acuerdo si ese permiso fuera para mujeres que sufren de alguna patología, pero desgraciadamente estas medidas no diferencian entre mujeres “supuestamente sanas” o sin diagnóstico de patología asociada a la menstruación, de las que si tienen uno. La endometriosis se tarda una media de 9 años en diagnosticar, justamente por ese falso mito. Las bajas por enfermedad ya existen, si te duele algo, si te encuentras mal vas al médico y te da la baja, pero con esta medida las mujeres podrían no acudir a su puesto de trabajo sin necesidad de pedir días de vacaciones o de acogerse a una baja por enfermedad (con su consiguiente visita al médico).

Una medida pensada en un principio para proteger a la mujer pero que consigue todo lo contrario: la indefensión ante un sistema sanitario que menosprecia a la mujer con dolor menstrual invalidante, la indefensión ante los compañeros de trabajo, amigos o familia que nos tachan de mujeres débiles y quejicas. Te duele la regla, te coges el permiso menstrual y a esperar que se pase el dolor, pero la dismenorrea no es un diagnóstico, es un síntoma y el dolor de regla NO ES NORMAL.

Actualización: recientemente los medios españoles están “acotando” la información, y lo que se pide desde Italia es un permiso menstrual para mujeres diagnosticadas con endometriosis u otras patologías, en ese caso estoy completamente a favor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s